La recuperación de las lagunas quintanareñas de “Gilipinillas” es posible

Cerca de medio centenar de personas de todas las edades se dieron cita el pasado sábado, 15 de junio, para explorar uno de los entornos naturales más emblemáticos de Quintanar de la Orden: las lagunas de “Gilipinillas”. Conocidas cariñosamente por los vecinos, estas lagunas endorreicas están pasando por horas bajas, pero su recuperación aún es posible.

El paraje de “Gil y Pinilla”, nombre real del lugar, ha sido parte integral de los humedales manchegos a lo largo de la historia. El Foro Cultural y Social CulSoc organizó un evento para destacar la importancia de este espacio natural y su potencial de recuperación. La actividad comenzó con una marcha a pie y en bicicleta desde las inmediaciones de la Cooperativa Ntra. Sra. de la Piedad hasta las lagunas, donde se realizaron varias intervenciones informativas.

Marco Antonio Moreno, socio organizador de CulSoc, explicó que el objetivo principal del evento era «intentar recuperar algo que teníamos en el recuerdo, como espacio de utilización a futuro para los amantes de la naturaleza, familias y todo aquel que quiera conocer de cerca las particularidades de este tipo de medios». Durante la visita, los participantes pudieron observar el estado actual del complejo lagunar y los impactos negativos de las obras de construcción de la nueva EDAR (Estación Depuradora de Aguas Residuales) en sus inmediaciones.

Antonio Aguado, Ingeniero Agrónomo y miembro de Ecologistas en Acción, destacó las posibilidades de recuperación de las lagunas, señalando la presencia de arbustos leñosos como los taráis, que indican una salinidad y humedad adecuada del suelo. Aguado también mencionó que la planta EDAR podría ser beneficiosa, ya que las aguas residuales depuradas podrían contribuir a mantener las lagunas durante todo el año.

Julián López-Brea, escritor y ex Cronista Oficial de la Villa de Quintanar de la Orden, ofreció una perspectiva histórica y costumbrista del uso del espacio natural por parte de los vecinos. Recordó cómo antes de la existencia de las piscinas municipales y espacios deportivos, las lagunas eran un lugar popular para baños estivales, juegos de pelota y picnics. Además, López-Brea habló sobre las prospecciones arqueológicas en el área, mencionando el descubrimiento del “Ídolo del Pradillo”, un amuleto de fertilidad de la Edad del Bronce, actualmente exhibido en el Museo de Santa Cruz de Toledo.

El evento concluyó con Marco Antonio Moreno agradeciendo a los ponentes y al público asistente, y subrayando la importancia de concienciar a la comunidad sobre la preservación del paraje de “Gilipinillas”. Moreno instó al Ayuntamiento de Quintanar de la Orden y a otras instituciones a colaborar en la recuperación de este valioso entorno natural de manera adecuada y con la ayuda de profesionales especializados.

La jornada finalizó con la entrega de recuerdos a los ponentes y el agradecimiento a todos los asistentes por su participación en una tarde llena de actividades culturales y deportivas en el municipio.

– patrocinadores –

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio